Las barreras que impiden el crecimiento de las empresas y marcas jóvenes

Para comenzar el año considero que es de utilidad compartir algunas de las conclusiones del reporte de BREAKTHROUGH BRANDS (Marcas Disruptivas), de la consultora Interbrand, donde listan las barreras que impiden el crecimiento de las empresas.
Me concentro más en las barreras o malas prácticas, porque me parece más sencillo tener claridad sobre lo que NO se debe hacer, que divagar en las múltiples alternativas que existen para potencializar el crecimiento de una empresa.
Según el reporte las 3 principales Barreras que puede explicar por qué entre el 80% y 90% de las empresas fallan son: falta o perdida de foco , falta de alineación interna, fallas o baja contundencia en la activación de la marca.
Falta de foco: hace referencia la costumbre ofrecer muchos servicios y productos al mismo tiempo, entrar a múltiples categorías y atender a un mayor número de segmentos, lo anterior implica mayor complejidad en la operación, alto riesgo de disminuir la calidad y experiencia del cliente, y lo más importante imposibilita que el consumidor/ cliente entienda cual es la propuesta de valor diferencial y relevante que la empresa está entregando.
Falta de alineación interna: Pasar en reuniones, Comités y charlas de pasillos , tratando los mismos temas una y otra vez para tomar una decisión importante , genera una pérdida importante de energía en el equipo, mientras que el mercado está esperando la próxima gran solución que la empresa tiene que ofrecer.
Los procesos son importantes y evitan que hayan errores recurrentes, pero lo recomendable es siempre analizar que tanto aportan al objetivo final, y como se pueden hacer más livianos.
También es clave generar una cultura de exploración y testeo siempre orientado a un objetivo entendido por todos, esto potencializa el crecimiento de la organización.
Fallas o baja contundencia en la activación de la marca: El conocimiento superficial del consumidor o cliente lleva a que las interacciones con el sean igualmente vagas. Normalmente se piensa que tocar/ interactuar al cliente de muchas maneras es la mejor estrategia, sin embargo esto puede hacer que se diluyan recursos y que el impacto esperado no se logre o se perciba mediocre.
En la sociedad actual donde el cliente es el medio ( voz a voz) y del grado de compromiso que logremos construir con consumidor depende el crecimiento para cualquier organización, es recomendable: Entender al consumidor de manera profunda en su relación con la categoría, elegir pocos puntos de contactos/ interacción (no caer en la tentación de cambiar cada trimestre por pensar que se está innovando) y ejecutarlos con excelencia y disciplina.
RAFAEL LOPEZ LLAMAS
DIRECTOR GENERAL
BRANDSTRAT.

Por